Muchas familias atraviesan crisis que sin una intervención apropiada puede terminar destruyéndolas y condenado a cada uno de los miembros a tener una mala relación de por vida con los antiguos componente de su familia ¿Quieres saber cómo evitar esto? La respuesta es por medio de la terapia familiar.

terapia con familias

¿Qué es la Terapia Familiar?

La terapia familiar es un tipo de terapia en donde un terapista profesional se centra en la familia, es decir, que suministra a cada uno de los miembros de la familia de las herramientas necesarias para que puedan superar la crisis que puedan estar viviendo, todo esto de una manera amistosa, colaborativa y profesional.

Puede atender a cada uno de los miembros de la familia por separado para determinar cuál es el problema en cada uno o cual es el causante del problema, así como también a toda la familia en grupo o a parte de la familia que se encuentra teniendo un problema con un individuo o varios individuos de esta.

La terapia familiar busca en estos casos modificar el patrón de conducta de los involucrados en el problema para así lograr una convivencia entre todos los familiares pacifica, correcta y fructífera.

Mejores libros sobre terapia familiar

Tipos de terapia familiar

Existen varios tipos de terapia familiar que buscan restablecer la paz y la armonía en la familia por diferentes vías, las cuales son:

La terapia familiar por causalidad circular

Mediante este tipo de terapia se tratará el comportamiento en cadena en una familia. Uno solo puede ser el que esté causando el problema y los demás simplemente reaccionen de manera negativa al comportamiento de este y así sucesivamente, formando una peligrosa espiral de comportamiento negativa. Con esta terapia se buscará al actor principal del problema y se les enseñará a los demás como no seguir los impulsos generados por este.

La terapia familiar de totalidad

Cada uno de los familiares tiene maneras de pensar o actuar, generando enfado entre los demás. Con este tipo de terapias se busca la armonía mediante la búsqueda de una zona neutral en donde cada uno se pueda poner de acuerdo con las opiniones de los demás sin que estas resulten demasiado ofensivas para los otros miembros de la familia.

terapia de familia alternativa

La terapia familiar por equifinalidad

Este tipo de terapia busca dar por terminado un problema haciendo ver a todos los miembros de la familia que se puede llegar a una meta en conjunto aunque existan diferentes caminos para poder llegar a esta.

La terapia familiar por equicausalidad

Mediante este tipo de terapia los miembros de la familia que tienen un mismo pensamiento o una misma meta podrán enterarse que ese mismo punto de partida puede tener diferentes tipos de meta o soluciones. Por ejemplo, muchas personas pueden nacer en la pobreza en un determinado país, pero no todas morirán pobres ni en dicho país o localidad.

La terapia familiar por homeostasis

Mediante este tipo de tratamiento se busca un equilibrio en la familia mediante los métodos que sean necesarios para que estos perduren con el tiempo. Este tipo de tratamiento es bueno para las familias que han venido viviendo durante muchos años con un problema ya que permite que este problema no vuelva a aparecer con el tiempo gracias a la modificación de los patrones de conducta que hacen que aparezca. Es usualmente la técnica final entre todos los tipos de terapia.

Técnicas de terapia familiar

Las técnicas que realiza un terapeuta familiar son fáciles de describir, pero conllevan un estudio profesional para poderlas desarrollar con toda la eficacia que se necesita para poder solucionar los problemas familiares de una manera permanente. Son técnicas simples de describir y difíciles de ejecutar.

Las principales técnicas que practica un terapeuta familiar son:

  • Escuchar
  • Comprender
  • Mostrar empatía
  • Interpretar para sí mismo,
  • Tratará ser neutral  siempre
  • Proponer diferentes soluciones.

Cuando un terapeuta escucha a las partes involucradas no da su opinión ni confronta a los miembros de la familia independientemente de lo que se encuentren relatando; sino que espera y escucha atentamente para luego dar su punto de vista y proceder a interactuar con las demás partes y hallar una solución satisfactoria en conjunto.

Objetivos de la terapia familiar

El objetivo de la terapia familiar siempre será el mismo, brindar a una familia una corrección a un comportamiento o conjunto de acciones que han venido robándoles la paz y tranquilidad, mediante un conjunto de medidas parciales o totales para que la familia interactúe de una mejor manera.

terapia para la familia

Terapeuta familiar

En una terapia familiar el terapeuta es el que brindará las posibles ideas que corregirán los malos comportamientos en una familia. Las correcciones que ofrezca el terapeuta dependerán mucho del tipo de terapia familiar que  se encuentre desarrollando en el momento.

El terapeuta no estará encariñado ni asociado con ninguno de los miembros de la familia; mantendrá un papel neutral y profesional para así poder hallar una solución que se adapte a todos los participantes del círculo familiar. De esta manera la solución estipulada será del agrado de todos ya que usualmente no favorecerá a uno, sino a toda la familia.

En ocasiones es necesario que el terapeuta forme una asociación (si así lo considera conveniente) con alguno de los miembros de la familia, por ejemplo, si un hijo de una pareja se encuentra consumiendo drogas en el hogar, el terapeuta tendrá que estar a favor de sus padres para buscar una solución para la situación de su hijo, luego, cuando ya se estén aplicando las correcciones acordadas entre todos, podrá volverse neutral.

Terapia familiar sistémica

La terapia familiar también puede ser sistémica. Esto quiere decir que percibe a la familia como si se tratara de un sistema, una asociación en donde existen diferentes “engranajes” funcionando para hacer que pueda funcionar algo aún mayor como es la armonía y metas del hogar.

Si estos “engranajes” funcionan correctamente; el “sistema” puede producir frutos como paz, armonía, seguridad, confianza y demás objetivos que pueda tener una familia en ese momento.

Casos en los que se necesita una Terapia familiar

En muchos casos se puede necesitar una terapia familiar, enumeramos tres de los más importantes:

  1. Crisis familiares

Existe un gran problema en la familia y los familiares no pueden ponerse de acuerdo en cómo proceder sin aumentar dicha polémica. Es allí en donde se hace necesaria la terapia de familia para poder hallar una solución con la ayuda de un terapeuta.

Algunos ejemplos de una crisis familiar pueden darse por el embarazo no deseado, la muerte de un familiar, una herencia, problemas de comportamiento por una o varias partes de la familia, entre otros.

terapias familiares

  1. Terapia de pareja

Una familia también puede tratarse de una pareja de dos individuos. En estos casos el terapeuta familiar propondrá ideas para solventar los problemas que pueda estar atravesando la pareja; como pueden ser la infidelidad, falta de comunicación, falta de cariño, entre otros.

  1. Trastornos mentales

Si bien no ocurre demasiado a menudo como los primeros dos problemas por los que las familias acuden a terapia familiar; también puede ocurrir que uno de los miembros de la familia presente problemas mentales o problemas de comportamiento que se presumen como ellos.

El terapeuta realizará una entrevista con cada una de las partes afectadas y buscará una solución para luego realizar un seguimiento del progreso del individúo que se presumía con dichos problemas.

Ahora que sabes en que consiste una terapia familiar ¿crees necesitar una para tu familia?

Deja un comentario

Cerrar menú